International Business Machines Corp (IBM) no está segura de cuánto tiempo más podrá pagar a sus empleados en Rusia a la luz de la escalada de sanciones al país, dijo su director ejecutivo a Reuters.

IBM en marzo cesó todo negocio en Rusia, donde según datos de LinkedIn tenía más de 1.000 trabajadores.

«Todos estamos aprendiendo sobre la marcha», indicó el director ejecutivo Arvind Krishna el lunes en una entrevista. Pero, agregó, los empleados en Rusia «no crearon nada de esto. No deberían sufrir ningún daño como consecuencia».

Krishna dijo que a medida que «las sanciones aumentan, día a día y semana a semana, nuestra capacidad» para mantener a los trabajadores en la nómina «puede desaparecer», sin embargo, no dio más detalles.

Las sanciones han comenzado a limitar la cantidad de bancos que las empresas extranjeras pueden usar para pagar a los empleados en Rusia.

Los comentarios de Krishna, antes de la conferencia anual Think de IBM este martes, reflejan la incertidumbre actual que enfrentan las corporaciones multinacionales a medida que la invasión rusa de Ucrania se prolonga por tercer mes.

Durante años, IBM, con sede en Armonk, Nueva York, hizo negocios con los sectores energético y bancario de Rusia. Los empleados protestaron por la respuesta inicial de IBM a la invasión de Ucrania en febrero que se centró en proteger al personal pero no tomó partido. IBM no llegó a realizar despidos en Rusia cuando anunció la suspensión del negocio tras las críticas internas.

Rusia representó el año pasado alrededor de 300 millones de los 57,4 mil millones de dólares en ingresos de IBM, dijo la compañía. Espera una contribución cero de Rusia este año.

Los fiscales rusos habían advertido a empresas, incluida IBM, de arrestos e incautaciones por salir del país o criticar a Moscú, informó el Wall Street Journal. Krishna dijo: «El gobierno realmente no se ha apoderado de nuestros bienes».

Rusia llama a sus acciones en Ucrania una «operación militar especial», mientras que los países occidentales dicen que es una agresión no provocada.

IBM hace la diligencia debida sobre quién respalda financieramente a sus socios comerciales y proyectos, por lo que está «razonablemente seguro» de que no se está involucrando con personas sancionadas, ni siquiera indirectamente, agregó Krishna.

Para que IBM reanude las operaciones normales en Rusia, tendrían que pasar muchas cosas, dijo.

«Tienen que detener la violencia. Tienen que hablar de reparaciones», indicó Krishna. «Este es un largo camino».

Fuente: Reuters