El sitio chino de transmisión de videojuegos Huya comenzó a despedir personal, dijeron tres fuentes cercanas al asunto, a medida que más compañías de tecnología del país se reducen después de una fuerte represión regulatoria.

Huya, que está controlada por Tencent Holdings y alguna vez fue parte de un plan que el gigante chino de los juegos tenía para crear la respuesta de China a la plataforma estadounidense Twitch, tiene la intención de despedir a cientos de empleados, dijeron las fuentes, que se negaron a ser nombradas porque no se les permite hablar con los medios.

La unidad Nimo TV de la compañía, que se lanzó en 2018 como una versión internacional de Huya, es la más afectada con grandes recortes de personal ya implementados.

Huya, que es una de las plataformas de transmisión de video más grandes de China junto con su rival DouYu, tenía 2075 empleados en 2020, según su último informe anual.

«Dadas las condiciones cambiantes del mercado, Nimo TV ha realizado algunos ajustes estratégicos y optimizaciones para el negocio, y asignará recursos a regiones clave en el futuro», indicó un portavoz de Huya, que se negó a comentar sobre despidos en otras partes del negocio de Huya.

El plan de Tencent de fusionar Huya y DouYu para crear un gigante de transmisión de videojuegos de 10 mil millones de dólares fue bloqueado por Beijing el año pasado por motivos antimonopolio como parte de una represión regulatoria.

Desde entonces, los reguladores chinos han aumentado la supervisión de la industria de transmisión en vivo y Tencent cerró este mes su brazo interno de transmisión de videojuegos, Penguin Esports.

Los recortes de personal de Huya fueron informados por primera vez por medios de comunicación locales como Tech Planet, que dijeron que el mayor rival de Huya, DouYu, también está despidiendo a muchos empleados.

Douyu dijo a Reuters que actualmente no está realizando despidos a gran escala, sino que está haciendo ajustes normales de personal para optimizar los recursos.

Otros gigantes tecnológicos chinos, incluidos Alibaba y Tencent, han estado recortando personal después de que las nuevas regulaciones prohibieran algunas de sus antiguas prácticas comerciales y limitaran las oportunidades de crecimiento.

La aplicación china de comercio electrónico social Xiaohongshu, conocida como la respuesta de China a Instagram, dijo la semana pasada que había recortado alrededor del 9 % de su fuerza laboral.

Fuente: Reuters