Ismael Guevara

No es secreto para nadie que el de Rusia será el Mundial más tecnológico de la historia. Gran parte de esta afirmación viene desde la propia FIFA que, en su buen afán por imprimirle mayor transparencia al fútbol en todos sus ámbitos, dio el paso definitivo en este 2018 con la intervención de las tecnologías para ayudar a los árbitros.

Ya en la edición pasada de Brasil 2014 se dio el primer paso con la implementación de la Tecnología de Gol en las porterías y ahora llegó la gran apuesta del organismo mundial con el  sistema de videoarbitraje (VAR), el cual permitirá tener una evaluación minuciosa de cada detalle en el juego a fin de evitar cualquier error arbitral con las jugadas susceptibles a las polémicas.

Al parecer, los llamados “goles fantasmas” quedarán en el pasado, pues como complemento al sistema en los arcos, ahora los hombres de la justicia contarán con una herramienta adicional para definir si un tanto fue lícito o no. Se trata de un reloj que utilizarán los jueces principales de cada partido y que estará conectado a su vez con un dispositivo en el balón para determinar si la esférica cruza o no totalmente la línea de gol.

El smartwatch lleva por nombre “Big Bang Referee 2018 FIFA World Cup Russia”. (Foto Hublot)

Como parte del equipamiento oficial, este smartwatch o reloj inteligente con sistema operativo Wear OS, estará conectado a sensores y cámaras instalados en el campo. De esta manera, el colegiado tendrá acceso a un tipo de información nueva que no se ha usado antes en un partido de fútbol, tal como poder ver repeticiones instantáneas de una jugada o seguir la trayectoria de una pelota. Todo desde su muñeca.

La marca suiza de relojería Hublot, cronometrador oficial de la Copa del Mundo, fue la encargada de confeccionar el aparato a petición de la FIFA. El dispositivo lleva por nombre “Big Bang Referee 2018 FIFA World Cup Russia”.

Parte del atractivo será no solo la exactitud sino la inmediatez, pues los “hombres de negro” sabrán en menos de cuatro décimas de segundo si un balón ha traspasado por completo la línea de gol, según informó FIFA durante la presentación del reloj oficial del torneo.

El nuevo reloj recibe el aviso de gol en el momento que las cámaras situadas alrededor de la portería, graban la imagen del balón tras la línea. Se envía primero una vibración y posteriormente la imagen con la palabra gol.

Hublot ha desarrollado una tecnología que permite enviar la señal a las cuatro décimas de segundo, tras la vibración, y con una autonomía de más de siete horas, en un encuentro que tuviese un gol cada cinco minutos.

Adicionalmente, la marca suiza, especializada en relojes de lujo, presentó también con motivo del evento una serie limitada a 2018 ejemplares destinada a los hinchas.