El fiscal general de Estados Unidos, William Barr, expresó en una carta el miércoles al presidente de la Comisión Federal de Comunicaciones, Ajit Pai, que los gigantes tecnológicos chinos Huawei y ZTE “no son confiables”.

Barr estaba escribiendo en apoyo del borrador del Informe y Orden de la FCC que no permitiría a las dos compañías vender bienes a entidades que usan dinero del Fondo de Servicio Universal de la Comisión Federal de Comunicaciones (FCC por sus siglas en inglés). Estas entidades a menudo incluyen proveedores de banda ancha regionales y rurales.

Al fiscal estadounidense le genera preocupación el papel de Huawei y ZTE en el mercado global de equipos 5G .

“Nos volveremos aún más dependientes de esas redes a medida que más y más dispositivos y servicios estén conectados y operen a velocidades sin precedentes. La vida y la seguridad humana, así como las funciones críticas del gobierno dependerán de ellas”, dijo.

“Nuestra defensa nacional dependerá de la seguridad de las redes de nuestros aliados, así como de la nuestra”, agregó Barr, enviando un aviso a las naciones aliadas, particularmente en Europa, que han adoptado la tecnología 5G de Huawei pese a la negativa de Estados Unidos.