El miércoles hubo noticias con el balance financiero de Apple, que registró crecimiento en sus arcas en el segundo trimestre de 2018, pero a su vez tuvo un indicador que no pasó por debajo de la mesa: la venta de celulares.

El gigante norteamericano tuvo una merma en la venta de smartphones en el periodo de abril-junio y, en buena medida, la razón principal de este bajón fue su rival chino Huawei, quien mostró un histórico rendimiento y lo desplazó del segundo lugar en el ranking de empresas con mayores volúmenes de salida del producto.

De acuerdo a informes de varias casas analistas, una de ellas la International Data Corporation, Huawei escaló al segundo puesto con un aumento significativo del envío de teléfonos inteligentes en el mercado global.

Según los datos compilados en el estudio, Huawei envió 54,2 millones de unidades en el segundo trimestre, superando los 41,3 millones de unidades de Apple. Estos resultados son una muy buena noticia para Huawei con una participación de mercado del 15.8%, un aumento de 40.9 en comparación con el mismo trimestre del año pasado.

Samsung Electronics todavía está en la parte superior de la lista con envíos de 71,5 millones de unidades, aunque su cuota de mercado se redujo a 20,9% en comparación con el 22,9% del año pasado con una disminución del 10,4% en el año.

Este viene a ser el primer corte trimestral desde 2010 (el segundo de ese año), en el que Apple no ha sido la compañía de teléfonos inteligentes número uno o dos en términos de cuota de mercado.

Otros fabricantes chinos también se encuentran en la lista de los cinco primeros incluyendo a Xiaomi con 31.9 millones de embarques con una participación de mercado de 9.3% y Oppo con 29.4 millones de unidades con una participación de mercado de 8.6%.

EXPANDIR HORIZONTES BRINDA RESULTADOS

Varios podrían ser los factores en el gran desarrollo de la marca en los últimos tres meses, pero uno que prela por encima de los demás es la gran política corporativa por expandir su estrategia a países y mercados emergentes.

“El crecimiento continuo de Huawei es impresionante, por decir lo menos, así como su capacidad para ingresar a mercados en los que, hasta hace poco, la marca era en gran medida desconocida”, dijo Ryan Reith, vicepresidente de programas de Worldwide Device Device Trackers de IDC.

Otro elemento a considerar es también un replanteo constante a nivel interno buscando ahora fijar como prioridad el aumento de ventas en equipos de gama media y baja, algo que a decir por estos números, les ha dado resultados más que halagadores.

Canalys, otra de las firmas especializadas que hizo un trabajo acerca de este factor, afirma que parte del éxito se debe a una fuerte demanda por su teléfono insignia el Huawei P20 y la submarca Honor.

“La estrategia de Huawei ha evolucionado significativamente. A pesar de su fracaso de entablar una asociación con una operadora telefónica de Estados Unidos este año, la empresa se ha recuperado rápidamente, alejándose de su impulso por la rentabilidad y enfocándose en encontrar crecimiento de volumen en la gama baja”, expresó en un comunicado Mo Jia, un analista de Canalys.

El experto se refiere a los episodios sufridos por Huawei este 2018, un año que ha sido difícil para la empresa en otros ámbitos comerciales. La compañía, que fabrica equipo de redes para operadoras además de teléfonos, ha sido criticada por los directores de la CIA, FBI y la Agencia Nacional de Seguridad de Estados Unidos, quienes durante un testimonio en febrero aconsejaron a los consumidores en el país a no comprar ni utilizar sus productos y servicios debido a sospechas de espionaje.

En enero, AT&T decidió no vender el Mate 10 Pro, y Verizon también decidió no vender el dispositivo ante presión política.