El presidente rotativo de Huawei, Guo Ping, reiteró este viernes en que ningún producto de la empresa de telecomunicaciones cuenta con “puertas traseras”, para acceder a un dispositivo y controlarlo sin conocimiento del usuario.

En la rueda de prensa de presentación de los resultados anuales de la compañía china, Guo subrayó que Huawei “cumple con todas las leyes y las regulaciones de todos los países”, en medio de las acusaciones de espionaje en su contra por parte de Estados Unidos.

“No hay razones para que Estados Unidos ponga sanciones contra Huawei y estamos dispuestos a coordinarnos con sus investigaciones”, señaló el ejecutivo, agregando que la empresa ha llevado a cabo pruebas “más estrictas y rigurosas” que las propias regulaciones sobre sus productos.

Guo Ping, presidente rotativo de Huawei (Foto archivo El Periódico)

Estas declaraciones ocurren tres semanas después de que Huawei interpusiese una demanda contra el Gobierno de Estados Unidos por prohibir a las agencias gubernamentales del país el uso de sus equipos.

A este tema se refirió el responsable de la oficina de Asuntos Jurídicos de Huawei, Song Liuping, que en rueda de prensa calificó de “inconstitucional” la legislación promovida por Estados Unidos, la cual constituye “un asunto político más allá de cualquier consideración legal”.

“Esto no es lo que yo entiendo por ley. El caso está en marcha y creo que los tribunales nos darán la razón”, manifestó Song.

Guo afirmó que Estados Unidos, pese a ser el país “más poderoso” del mundo, tiene una “actitud perdedora porque no puede competir con Huawei”, en referencia a la implantación de la tecnología 5G, de la que la firma china es principal promotora, reseñó Efe.

También se refirió a Reino Unido, cuyo número de pedidos es “mayor” que el de EE.UU., por lo que la compañía quiere asegurarse de que el proceso es “fiable”.

Sobre la ciberseguridad, el presidente rotativo del gigante tecnológico consideró que se trata de un “desafío global”, e indicó que Huawei “quiere trabajar con las organizaciones para mejorar la seguridad”.

“En los próximos años mejoraremos la capacidad de nuestro software. No queremos que ningún país o compañía nos discrimine, por lo que tendremos que asegurarnos de que somos confiables”, aseguró Guo.