Un jurado de Estados Unidos absolvió este miércoles al diseñador de semiconductores de California, CNEX Labs Inc., de robarle secretos comerciales a Huawei.

La marca china había demandado a CNEX en el Tribunal de Distrito de EE. UU. en Sherman, Texas, por malversación de secretos comerciales relacionados con una tecnología de control de memoria y por robar a sus empleados.

Estados Unidos prohibió a sus compañías hacer negocios con Huawei, ya que la empresa tecnológica representa una amenaza para la seguridad del gigante norteamericano.

Un portavoz de Huawei dijo que la compañía estaba considerando sus próximos pasos después de la decisión en Texas y rechazó hacer más comentarios.

Por su parte CNEX acusó a la empresa asiática de tener acceso indebido a sus secretos comerciales al hacerse pasar por un potencial cliente de la tecnología de control de memoria.

El jurado de ocho personas no otorgó a CNEX ningún daño porque no tenía ingresos, indicó un portavoz de CNEX. La demanda de Huawei fue un esfuerzo por adquirir “la tecnología avanzada de semiconductores de CNEX” a través de una acción judicial, expresó el portavoz de CNEX, Paul Sherer.

Huawei demandó a CNEX y al cofundador Ronnie Huang en 2017 y buscaba al menos $ 85.7 millones en daños y derechos a la tecnología de control de memoria de la compañía de San José, California.

“Las cosas que Huawei afirma que son secretos comerciales no lo son”, dijo el abogado de CNEX Deron Dacus en el tribunal al comienzo del juicio a principios de este mes. Además, describió la demanda como “intimidación e intimidación”.

El juez de la corte de distrito de los Estados Unidos, Amos Mazzant, quien escuchó el caso de los secretos comerciales, supervisa por separado la oferta de Huawei para anular la prohibición del gobierno de Trump de sus ventas a agencias gubernamentales y contratistas, reseñó Reuters.