Huawei ha cortado o cancelado pedidos a los principales proveedores de componentes para sus ‘smartphones’ y equipos de telecomunicaciones luego de su inclusión en las listas negras de EE. UU., informaron los datos del Nikkei.

Taiwan Semiconductor Manufacturing Co Ltd (TSMC) confirmó que los pedidos de la compañía china se redujeron después de que el presidente de los Estados Unidos, Donald Trump, le impusiera una prohibición por motivos de seguridad nacional, según el informe.

Huawei también ha rebajado su previsión para los envíos totales de teléfonos inteligentes en la segunda mitad de 2019 en “alrededor del 20% al 30%” de la estimación anterior, informó el Nikkei, citando personas familiarizadas con el tema.

“Nuestros niveles de producción global son normales, sin ajustes notables en ninguna dirección”, dijo un portavoz de Huawei a Reuters este jueves, agregando que “no hubo cambios” en su objetivo de ventas de teléfonos inteligentes.

Reuters señaló que TSMC no respondió a una solicitud de comentarios sobre el informe. Pero la empresa taiwanesa dijo en su reunión general anual el miércoles que la decisión de Washington de prohibir a las compañías estadounidenses hacer negocios con Huawei tendría un impacto a corto plazo en la compañía, aunque fue optimista sobre las perspectivas para este año.