La empresa china Huawei representa un riesgo de seguridad tan grave para el Reino Unido que el gobierno no debe permitirle que tenga un rol limitado en la construcción de redes 5G, manifestó este jueves un ex jefe del servicio de espionaje extranjero, MI6, de Gran Bretaña.

En lo que algunos han comparado con la carrera de armamentos de la Guerra Fría, a Estados Unidos le preocupa que el dominio de la próxima generación de telecomunicaciones 5G le dé a cualquier competidor global como China una ventaja que Washington no está listo para aceptar, reseñó Reuters.

La administración Trump, que afectó al fabricante tecnológico Huawei con severas sanciones este miércoles, ha dicho a los aliados que no utilicen su tecnología debido a los temores de que pueda servir para el espionaje chino, pese que Huawei ha negado en varias ocasiones esto.

Pero los ministros británicos han discutido permitirle a Huawei un rol restringido en la construcción de partes de su red 5G. Aunque la decisión final aún no ha sido publicada.

“Espero que haya tiempo para que el gobierno del Reino Unido, y la posibilidad de escribir un nuevo primer ministro, reconsidere la decisión de Huawei”, indicó Richard Dearlove, exjefe del Servicio de Inteligencia Secreto de 1996 a 2004.

“La capacidad de controlar las comunicaciones y los datos que fluyen a través de sus canales será la ruta para ejercer el poder sobre las sociedades y otras naciones”, escribió Dearlove en el prólogo de un informe sobre Huawei de la Sociedad Henry Jackson.