Huawei está desarrollando una tecnología de carga inalámbrica con sistema de láser que podría estar disponible en dos o tres generaciones de teléfonos.

La carga por láser no necesita cables ni bases de carga y será capaz de cargar varios dispositivos a la vez.