La compañía china Huawei presentó una moción legal para declarar inconstitucional una ley de defensa de Estados Unidos, en el último intento de la empresa tecnológica para combatir las sanciones de Washington que amenazan con expulsarlo de los mercados mundiales.

La moción de juicio sumario en su demanda contra el gobierno del presidente Donald Trump, presentada a última hora del martes en el Tribunal de Distrito de EE.UU. para el Distrito Este de Texas, solicita a un juez que declare inconstitucional el Acta de Autorización de Defensa Nacional (NDAA) de 2019. Huawei presentó su demanda en marzo.

El proyecto de ley NDAA, aprobado por el Congreso de los Estados Unidos el verano pasado, impone una amplia prohibición a las agencias federales y sus contratistas de usar equipos de Huawei por motivos de seguridad nacional, citando los vínculos del fabricante con el gobierno chino.

Sin embargo, Huawei ha negado en múltiples ocasiones que esté controlado por el gobierno de Pekín, los servicios militares o de inteligencia.

Por su parte el secretario de Estado de los EE.UU., Mike Pompeo, mantuvo la presión sobre la empresa asiática este miércoles.

“Huawei es un instrumento del gobierno chino”, dijo Pompeo en una entrevista con Fox Business Network. “Están profundamente conectados. Es algo que es difícil de entender para los estadounidenses”.

Mientras tanto Glen Nager, abogado principal de Huawei, indicó a Reuters que el tribunal de los Estados Unidos había acordado un calendario para celebrar audiencias en septiembre por mociones opuestas.

Algunos expertos legales dijeron que era probable que la demanda de Huawei fuera desestimada porque los tribunales de Estados Unidos se muestran reacios a cuestionar las determinaciones de seguridad nacional por parte de otras ramas del gobierno, reseñó Reuters.

La demanda “será una batalla cuesta arriba porque el Congreso tiene una amplia autoridad para protegernos de las amenazas a la seguridad nacional percibidas”, expresó Franklin Turner, un abogado de contratos gubernamentales en McCarter & English.