Huawei inauguró este martes un laboratorio de ciberseguridad en Bruselas, la principal sede administrativa de la Unión Europea, mientras trata de ganarse a los líderes del gobierno y contraatacar las acusaciones de Estados Unidos de que su equipo representa un riesgo para la seguridad nacional.

Los ejecutivos de la firma china abrieron el Centro de Transparencia de Seguridad Cibernética de Huawei, que permitirá a las compañías inalámbricas -sus clientes- revisar el código fuente que ejecuta su equipo de red.

Esta apertura se desarrolla en medio de un enfrentamiento entre EE.UU. y China a través de Huawei, el mayor fabricante mundial de infraestructura de telecomunicaciones para las nuevas redes de alta velocidad 5G.

Estados Unidos ha presionado a los países y empresas aliadas para que rechacen al gigante tecnológico por temor a que sus equipos puedan facilitar el espionaje digital a Pekín.

El nuevo laboratorio en la capital belga le otorga a Huawei un lugar para tranquilizar a los responsables políticos de la UE sobre sus credenciales de ciberseguridad, reseñó AP.

La compañía abrió un centro similar en Bonn, Alemania, en noviembre y financia un sitio de prueba británico administrado por el gobierno, el Centro de Evaluación de Seguridad Cibernética de Huawei, que se inauguró en 2010.

Huawei dijo que el centro de Bruselas será una plataforma donde las agencias gubernamentales, expertos técnicos, asociaciones de la industria y organizaciones de estándares puedan colaborar en la ciberseguridad.

También será un lugar donde sus clientes, las compañías de servicios inalámbricos y de Internet, pueden probar los equipos de red de la tecnológica china.