El responsable de una estafa que le costó a Facebook y Google más de US$100 millones de dólares, pronto pagará su condena.

El hombre de 50 años de Lituania, Evaldas Rimasauskas, se declaró culpable de un cargo de fraude electrónico a través de la táctica de shipping, según informó Bloomberg.

Rimasauskas registró y creó una compañía en Letonia con el nombre de Quanta Computer, haciéndose pasar por la empresa fabricante de computadoras portátiles con sede en Taiwan.

El acusado envió correos fraudulentos con el que persuadió a las empresas tecnológicas de enviar el dinero a una cuenta diferente en Letonia y Chipre. Con esta estrategia de phishing, Rimasauskas obtuvo US$23 millones de Google en 2013 y US$98 a Facebook.

Según los fiscales, Rimasauskas no es directamente el culpable, pero sí el autor intelectual de la estrategia fraudulenta contra las gigantes tecnológicas.

“Como admitió hoy Evaldas Rimasauskas, ideó un plan para estafar a las empresas estadounidenses más de US$100 millones, y luego transfirió esos fondos a cuentas bancarias de todo el mundo”, dijo su abogado, Geoffrey S. Berman.

El acusado fue extraditado a Estados Unidos en 2017, y ahora, luego de su confesión, espera por recibir la sentencia el 24 de julio de 2019.