La ministra holandesa de Defensa, Ank Bijleveld, señaló este domingo que Holanda está en “guerra informática” con Rusia, tras haber frustrado un ciberataque ruso en abril, de acuerdo a lo informado por la televisión pública NPO.

El servicio de inteligencia holandés anunció a principios de octubre haber expulsado en abril a cuatro agentes rusos que preparaban un ataque informático contra la Organización para la Prohibición de las Armas Químicas (OPAQ), con sede en La Haya.

Los agentes rusos habían colocado un vehículo lleno de equipos electrónicos en el aparcamiento de un hotel cercano a las oficinas de la OPAQ, con el objetivo de piratear su sistema informático, según las autoridades holandesas.

“Lo que sucedió es realmente peligroso”, dijo Bijleveld el domingo en un programa de la televisión pública holandesa NPO 1. Al momento en que un periodista le preguntó si la situación actual entre Holanda y Rusia podía calificarse de “ciberguerra”, la ministra afirmó que “Sí, es el caso”.

Moscú niega las acusaciones del ataque a la OPAQ. El lunes afirmó que la expulsión de los cuatro hombres había sido un “malentendido”.

“La gente intenta interferir de distintas formas en nuestra vida diaria, de influir en nuestra democracia”, afirmó Bijleveld.

“Tenemos que sacarnos de encima nuestra inocencia en este sector y tomar medidas”, añadió. Por eso fue importante revelar el intento de pirateo de los agentes rusos, explicó.