Actualmente hay nuevas maneras de consumir contenidos, y gracias a internet todo es posible. Cada vez es más habitual que millones de usuarios dejen a un lado la televisión tradicional, y empiecen a ver una serie, documental o película a través de un servicio streaming como Netflix, Amazon, Hulu ó HBO por mencionar.

Un reporte publicado por eMarketer, revela que el número de hogares con televisión por suscripción en EE.UU. caerá 4.2 por ciento en 2019 a 86.5 millones. Para 2021, esa cifra se ubicará por debajo de los 80 millones.

Entre las razones de este descenso está que los consumidores frecuentemente abandonan los servicios de televisión de paga cuando los proveedores de servicios elevan sus precios o cuando las promociones no son renovadas. La realidad es que con la reducción de clientes, las televisoras han decidido por incrementar sus precios y conservar a sus clientes más leales.

Hulu, Disney+ y Netflix. (Foto Revista Mercado)

“A medida que los costos de programación continúan aumentando, los operadores de cable, satélite y telecomunicaciones tienen dificultades para obtener ganancias en algunas suscripciones de TV”, dijo Eric Haggstrom, analista de eMarketer en un comunicado.

A esto se le agrega que hoy día las personas en EE.UU pasan más tiempo consumiendo contenido en sus dispositivos móviles que en la televisión. En promedio un adulto pasa 3 horas y 43 minutos en sus dispositivos móviles, mientras que el tiempo frente a un televisor es de 3 horas con 35 minutos, según otro reporte de eMarketer. Este cambio de hábitos de consumo también ocurre gracias a los avances tecnológicos y al hecho de que cada vez más personas tienen acceso a planes de datos ilimitados en sus dispositivos móviles.