Hackers encontraron una brecha de seguridad en Twitter y tomaron el control de importantes personajes públicos y empresas de EEUU

 

Pedían Bitcoin y en 30 minutos lograron robar casi $8 millones. En tuits, haciéndose pasar por los dueños de cuentas verificadas, “invitaban” a depositar en una cuenta con la promesa que se les duplicaría la cantidad.