Piratas informáticos comenzaron a sacarle beneficios económicos al robar miles de cuentas de Disney + y ponerlas a la venta en la web oscura, según múltiples informes.

El nuevo servicio de video streaming de Disney salió al mercado el pasado 12 de noviembre, y a pocas horas de su lanzamiento, los hackers secuestraron varias cuentas a los usuarios y las ofrecieron gratuitamente en foros de piratería o las vendieron entre $ 3 y $ 11, de acuerdo a investigaciones del sitio de noticias ZDNet.

La tarifa de Disney+ varía dependiendo del país. Por ejemplo en Estados Unidos cuesta 6,99 dólares al mes o 69,99 dólares anual a través de un solo pago. Mientras que en Canadá 8,99 dólares canadienses mensuales o $ 89.99 CAD anual en un solo pago.

Los usuarios dijeron a ZDNet que los ciberdelincuentes estaban accediendo a sus cuentas de Disney +, saliendo de sus dispositivos y luego cambiando el correo electrónico y la contraseña asociados con esa cuenta.

La BBC también informó que encontró cuentas de clientes pirateadas para la venta en la web oscura.

Sin embargo Disney no ha encontrado problemas de seguridad en sus sistemas. Un portavoz de la compañía declaró al medio estadounidense CNBC que la empresa se “toma muy en serio la privacidad y seguridad de los datos de nuestros usuarios y no hay indicios de una violación de seguridad en Disney +”.

En solo 24 horas de su lanzamiento, la nueva plataforma de Disney superó los 10 millones de usuarios, brindándole muchos beneficios al gigante del entretenimiento en la bolsa.