Delincuentes informáticos chinos utilizaron cuentas falsas de Facebook para engañar a algunos miembros de una minoría étnica del gigante asiático para que abrieran enlaces maliciosos, informó Facebook el miércoles.

Los hackers crearon perfiles falsos en la red social para relacionarse con el grupo étnico musulmán uigur en China.

Los piratas informáticos se hicieron pasar por periodistas, estudiantes y defensores de los derechos humanos para convencer a estas personas de hacer clic en los enlaces que los redirigían a páginas web maliciosas, con el riesgo de infectar sus teléfonos móviles.

El gigante tecnológico señaló que menos de 500 personas fueron afectadas y que la mayor parte del esfuerzo se hizo en sitios web y servicios fuera de la plataforma social.

Los ejecutivos de Facebook expresaron que no podían evaluar las consecuencias y el impacto del ataque que puede ser alto.