Aquellos tiempos en los que los que comprar publicidad en internet era garantía de aumentar las ventas, están llegando a su fin. La publicidad programática está dando resultados concretos y logrando una efectividad nunca antes vista. La automatización de comprar y vender publicidad a través del uso de inteligencia artificial, es la tendencia para optimizar la inversión en materia publicitaria.

Según Report Monitor, el mercado global de Publicidad Programática está valorado en 84.600 millones de dólares en 2017, y se espera que alcance los 244.100 millones de dólares a finales de 2023, con un crecimiento de año contra año del 19.3%, entre 2017 y 2023.Este tipo de publicidad no es otra cosa que una variante de la compra de publicidad online, que aprovecha el conocimiento profundo de los hábitos e intereses de los usuarios para mostrarles automáticamente anuncios que se adapten asertivamente a estos.

Sin duda, los mayores beneficios recaen en la transparencia de precios y la calidad; eliminando ese oscurantismo que existía en las compras de medios en el pasado.

CONOCER EL COMPORTAMIENTO DEL COMPRADOR

Según se van almacenando datos sobre la navegación de cada usuario, se va llegando a conocer e incluso a predecir su comportamiento como comprador; la publicidad programática utiliza un enfoque basado en datos para ofertar en espacio publicitario en tiempo real. Esto realizado de manera correcta, indudablemente se traduce en ganancias, ya que se están mostrando los anuncios a prospectos interesados ​​en ellos a través de múltiples canales.

Los ingresos publicitarios programáticos móviles representan, solo en el mercado norteamericano, el 43% de los ingresos publicitarios de pantallas móviles, incluso en cifras de INVESP, casi la mitad de los ingresos de anuncios para dispositivos móviles se atrubyen a la programática.

Y uno de los puntos más a favor de la programática, indiscutiblemente es el hecho de maximizar los objetivos minimizando costos, de forma predecible, y sin tener que recurrir a media buyers, que históricamente incrementaron los costos, eliminando a las pequeñas empresas de la posibilidad de recurrir a este tipo de publicidad, ahora que todo es transparente, las PyME pueden aprovechar este invaluable recurso.