Disney anunció la suspensión indefinida de uno de sus estrenos más esperados: Mulán. La pandemia de coronavirus también retrasó las producciones de Avatar y Star Wars para los años 2022 y 2023 respectivamente.