Conseguir el diseño correcto de una libra digital es una prioridad mayor que un lanzamiento rápido, dijo el martes el ministro de Servicios Financieros de Gran Bretaña, Andrew Griffith.

China ha seguido adelante con la prueba de un yuan digital y el Banco Central Europeo está estudiando un euro digital, aumentando la presión sobre Gran Bretaña para que haga lo mismo y se mantenga al tanto de los avances en tecnología financiera.

El Ministerio de Hacienda debe lanzar en las próximas semanas una consulta pública sobre los atributos de una libra digital.

«La consulta va a decir que esto es un si y no un cuándo. No estamos del todo convencidos de la inevitabilidad de hacer esto», dijo Griffith al Comité Selecto del Tesoro del Parlamento del Reino Unido.

Una libra digital planteó muchos problemas de política pública, dijo.

«Tenemos que hacerlo bien. Prefiero tener razón que ser el primero», dijo Griffith. «Será una actividad de largo plazo».

El primer caso de uso de una libra digital probablemente sería en la liquidación de transacciones financieras mayoristas, agregó.

Pero dadas las consideraciones de política pública para una moneda digital, una moneda estable mayorista privada con respaldo fiduciario probablemente llegaría primero, dijo Griffith.

La Unión Europea también debe publicar un proyecto de ley este año para establecer y regular legalmente un euro digital.

Griffith dijo que también habrá una consulta pública en las próximas semanas sobre el primer enfoque regulatorio general de Gran Bretaña para los criptoactivos, un sector donde la protección del consumidor ha sido objeto de escrutinio en las últimas semanas.

La caída de bitcoin condujo a un ‘invierno criptográfico’, que vio el colapso el año pasado del exchange criptográfico FTX.

La Unión Europea ha establecido el primer conjunto completo de reglas del mundo para regular los criptomercados, que recibirán la aprobación final en las próximas semanas y entrarán en vigencia en 2024.

Griffith dijo que las reglas del Reino Unido podrían ser más amplias para incluir finanzas descentralizadas.

«Está bien ordenar lo básico, pero solo la legislación hace eso», dijo Charles Kerrigan, socio de criptoactivos y activos digitales del bufete de abogados CMS. «La industria todavía ve al Reino Unido como un lugar de incertidumbre regulatoria hasta que tengamos algo en el libro de estatutos».

Fuente: Reuters