Gran Bretaña dijo este viernes que quería un despliegue generalizado de vehículos autónomos en las carreteras para 2025, y anunció planes para nuevas leyes y 100 millones de libras (119,09 millones de dólares) de financiación.

El gobierno dijo que quería aprovechar el mercado emergente de vehículos autónomos, que valoró en 42.000 millones de libras y estimó que podría crear 38.000 nuevos puestos de trabajo.

«Queremos que el Reino Unido esté a la vanguardia del desarrollo y uso de esta fantástica tecnología, y es por eso que estamos invirtiendo millones en investigación vital sobre seguridad y estableciendo la legislación para garantizar que obtengamos todos los beneficios que promete esta tecnología«, dijo el secretario de Transporte, Grant Shapps.

Si bien algunos vehículos con características de conducción autónoma podrían estar permitidos en carreteras grandes para el próximo año, el anuncio del viernes también estableció el marco para un despliegue mucho más amplio, incluido el transporte público y los vehículos de reparto.

El paquete de financiación incluía 35 millones de libras para investigación de seguridad, que se incorporaría a la nueva legislación prevista para 2025.

«La legislación establecería que los fabricantes son responsables de las acciones del vehículo cuando se conduce solo, lo que significa que un conductor humano no sería responsable de los incidentes relacionados con la conducción mientras el vehículo tiene el control de la conducción«, dijo un comunicado del gobierno.

 

Fuente: Reuters