Este jueves se dió a conocer que las big tech Google y Meta se encuentran atravesando una situación dificil al parecer por la recesión económica en los EEUU, esto ha traido como consecuencia la reducción de personal, un hecho sin precedente en los últimos años.

A través de un reporte de The Wall Street Journal, los planes de la compañía es aminorar los costos de producción al tener una plantilla de empleados más reducida. Por supuesto, estas medidas también incluyen la posibilidad de eliminar gastos relacionados con las consultorías. Meta tiene como fin lograr una reducción de, al menos, un 10% en sus costos de funcionamiento para los próximos meses.

Esta reducción de plazas laborales llegaría en el marco de una serie de movimientos de trabajadores que lleva a cabo la compañía con el que se pretendía repartir algunos puestos disponibles sin ampliar su staff. Algo similar estaría sucediendo en Alphabet, la empresa matriz de Google. Esta habría pedido a varios de sus empleados que comenzaran a buscar nuevos trabajos dentro de la empresa si quieren permanecer dentro de la compañía.

Hasta hace algunos meses, tanto Google como Meta habían anunciado un plan para ralentizar la contratación de nuevo personal en sus diferentes departamentos e incluso redujeron sus previsiones de contratación para este año.
Esto como una medida para hacer frente a condiciones económicas adversas que pasaban por inestabilidad en la cadena de suministros de semiconductores, así como por un panorama no muy claro en cuanto a una posible recesión económica que por consiguiente impulsaría menos compras de equipos de tecnología.