Australia ha valorado que Google utiliza datos móviles de usuarios de ‘smartphones’ Android en su país por un valor de entre 445 y 580 millones de dólares al mes tras investigar un informe de Oracle que denunciaba que la compañía estadounidense utiliza un gigabyte (GB) al mes por persona con el objetivo de acceder a su localización.

Los datos encriptados de localización que recopila Google cuestan sólo a los ciudadanos australianos entre 445 y 580 millones de dólares estadounidenses cada mes, de acuerdo al precio actual de las telecomunicaciones, según las estimaciones de la Comisión de Competencia y Consumo de Australiarecogidas por el diario local Daily Telegraph.

Google utiliza un gigabyte al mes de los planes de datos de cada uno de los usuarios de ‘smartphones’ Android para recopilar su localización a través de sensores del teléfono como el GPS o el barómetro, según una investigación reciente de Oracle.

Tras el contacto con los expertos de Oracle de Estados Unidos, el Gobierno australiano ha realizado una investigación de mercado con la que ha determinado que el coste de los datos totales de los planes de Internet móvil utilizados por Google puede llegar hasta los 580 millones de dólares estadounidenses.

Según Oracle, Google recoge los datos de localización de sus usuarios también en los casos en que Google Maps no se encuentra en uso en el terminal e incluso con el modo avión activado o la tarjeta SIM retirada. La compañía señala que esta recopilación se evita solamente cuando el móvil se apaga.

Al recopilar tanto los datos procedentes del GPS como del barómetro, un sensor que mide la presión atmosférica que se encuentra en algunos ‘smartphones’ actuales, Oracle ha asegurado que Google sería capaz de acceder tanto al posicionamiento en coordenadas como a la altura a la que se encuentra un usuario en un edificio.

GPS navegador en el móvil smartphone