Google, Twitter, Facebook y Microsoft integrarán una coalición tecnológica que se encargará de combatir la pornografía y el abuso sexual infantil en Internet.
Más de 4500 millones de personas sumarán esfuerzos durante este año para intentar combatir el grave problema de la explotación infantil, que se ha intensificado durante el confinamiento.