Google comenzará a utilizar sus dispositivos Android como sensores para detectar sismos en todo el mundo.

El objetivo es arrojar datos oportunos que otorguen a los usuarios segundos de advertencia sobre un temblor cercano, gracias a una función de alerta implementada por primera vez en California.