Google se enfrenta a un juicio en Londres por una reclamación por daños estimada en 920 millones de libras (1.100 millones de dólares) después de que un tribunal autorizó una demanda que alega que el gigante tecnológico propiedad de Alphabet cobró demás a 19,5 millones de clientes por compras en la tienda de aplicaciones.

La demanda colectiva, que fue certificada por el Tribunal de Apelaciones de Competencia el lunes, alega que Google abusó de su posición dominante al cobrar hasta un 30 % de comisión en aplicaciones populares en su Play Store, incluidas Roblox, Candy Crush Saga y Tinder desde octubre de 2015.

Aún no se ha publicado un fallo detallado, indicó este martes un portavoz del grupo demandante. Por su parte, Google no respondió de inmediato a las solicitudes de comentarios.

Los reguladores, los rivales y los campeones de los consumidores están tratando de frenar a las Big Tech, presentando demandas en todo el mundo contra empresas como Google y su rival Apple por supuesto comportamiento anticompetitivo. Solo la Unión Europea ha multado a Google con más de 8.000 millones de euros (8.200 millones de dólares) en los últimos años por prácticas antimonopolio.

El último caso británico contra Google, que no se espera que llegue a juicio antes de 2024, lo presenta Liz Coll, exgerente de políticas digitales en el servicio sin fines de lucro Citizens Advice. Quien está siendo asesorada por el bufete de abogados Hausfeld.

Coll alega en la demanda que la comisión de Play Store es ilegal e injustificable, viola las leyes de competencia europeas y británicas, y que Google está abusando de su posición dominante a expensas de los usuarios británicos de teléfonos inteligentes y tabletas con Android.

Google generó 11.200 millones de dólares en ingresos de su tienda de aplicaciones móviles en 2019, según mostró un expediente judicial revelado el año pasado.

Fuente: Reuters