Los problemas de privacidad del gigante tecnológico Google aumentarán tras quejas presentadas por los activistas este martes ante los reguladores de protección de datos en Francia, Alemania y otros siete países de la Unión Europea por la forma en que tratan los datos en la publicidad en línea.

La crítica reflejó una queja presentada por el navegador web enfocado en la privacidad Brave en Irlanda y Gran Bretaña, que provocó una investigación por parte del regulador irlandés en mayo, reseñó Reuters.

La cuestión es la oferta en tiempo real, un proceso de compra de servidor a servidor que utiliza software automatizado para hacer coincidir millones de solicitudes de anuncios cada segundo de editores en línea con ofertas en tiempo real de anunciantes.

Se espera que el mercado de la publicidad en línea, una fuente de ingreso económico para Google, Facebook y otras plataformas y anunciantes en línea, suba a $ 273 mil millones este año, según la firma de investigación eMarketer.