Google ha dotado de mayor protección a las contraseñas que los usuarios guardan en el gestor propio de la compañía con la encriptación en el dispositivo, haciendo que solo el usuario pueda tener acceso a sus credenciales.

La encriptación de contraseñas guarda estas credenciales «en un lugar seguro» hasta que el usuario las necesita usar, momento en que el gestor de Google las desbloquea, como explica la compañía en la página de Ayuda de la cuenta dedicada a esta función.

Para poder desbloquear las contraseñas en el dispositivo, el gestor necesita saber que es el usuario y no otra persona quien quiere usarlas y para ello recurre a una clave que solo el usuario puede conocer. Esto significa que si pierde dicha clave, pierde el acceso a las contraseñas.

Esa clave necesaria puede ser bien la contraseña de la cuenta de Google o bien el sistema que el usuario haya establecido para desbloquear la pantalla del dispositivo. Cualquiera que sea la opción elegida, Google matiza que una vez se ha configurado la encriptación de contraseñas, esta no se puede eliminar.

Asimismo, ha avanzado sus planes en esta materia, asegurando que «con el tiempo, esta medida de seguridad se establecerá para todos para ayudar a proteger la seguridad de las contraseñas».

Fuente: Portaltic