El gigante tecnológico Google prohibió este miércoles en su tienda de aplicaciones las aplicaciones que faciliten la venta de marihuana o productos relacionados, como parte de un cambio en su política de contenido.

Los desarrolladores solo necesitan mover su opción de carrito de compras fuera de la app para cumplir con la nueva política, expresó un portavoz de la compañía a Reuters.

Google dijo que está trabajando con muchos de los desarrolladores para responder cualquier pregunta técnica y ayudarles a implementar los cambios sin interrupciones al cliente.

Las aplicaciones existentes tendrían 30 días después del lanzamiento para cumplir con la política. 

“La decisión de Google es un desarrollo decepcionante que solo ayuda a que el mercado ilegal prospere, pero confiamos en que Google, Apple y Facebook eventualmente harán lo correcto”, expresó un portavoz de Eaze, una aplicación de entrega de marihuana.