Un día después del cierre temporal de Google+ por parte del gigante tecnológico, Google presentó sus móviles Pixel 3 y Pixel 3 XL para competir mejor contra dos viejos conocidos: Apple y Samsung. De esta manera la empresa estadounidense busca integrar sus servicios digitales y el software Android profundamente en la vida de las personas.

Dichos dispositivos llegan al mercado con una hoja técnica semejante, pero cuentan con claras diferencias respecto a su diseño, tamaño y capacidad de batería.

Si comparamos los nuevos Pixel 3 con los modelos anteriores, veremos muy pocas diferencias ya que siguen el mismo patrón en su diseño. Encontramos un cuerpo fabricado en aluminio con una sección en la parte superior cubierta de cristal, solo que ahora tiene unas curvas en las esquinas.

El fabricante no incluyó jack para audífonos, pero mantiene un par de altavoces en el frontal, un USB Type-C, y el sensor de huellas dactilares en la parte trasera. Ahora los equipos los podremos tener en tres colores diferentes, negro, blanco y uno ligeramente rosa.

Donde sí hubo cambios fue en el frontal. El modelo Pixel 3 rebaja el tamaño de los marcos respecto a su antecesor, además, las esquinas ahora se encuentran ligeramente curvadas. Por otro parte, el ‘XL’ se suma a la tendencia del notch para tener un mejor aprovechamiento del frontal.

Pantallas y resolución

Las pantallas se mantienen similares a las de los modelos anteriores, solo que ahora aumentaron en tamaño y adoptan la relación de aspecto 18:9. El Pixel 3 tiene un panel AMOLED de 5.5 pulgadas con resolución FHD+ (2160 x 1080 pixeles), mientras que el Pixel 3 XL llega a las 6.3 pulgadas con un panel P-OLED y a la resolución QHD+ (2960 x 1440 pixeles). Ambos paneles se cubren con un cristal Gorilla Glass de quinta generación.

Procesador

En el interior de los nuevos equipos de alta gama de Google encontramos un procesador Snapdragon 845, acompañado de 4GB de memoria RAM y dos versiones de almacenamiento: 64 y 128GB.

Batería

Así como hay diferencias respecto al tamaño, también las hay en sus baterías. El modelo sencillo tendrá una de 2,925 mAh mientras que el más avanzado con una de 3,430 mAh. Eso sí, ambos gozarán de carga inalámbrica y rápida. Además, contarán con bluetooth 5.0, NFC, GPS, y resistencia al contacto con el agua (IP67).

Cámara

Con relación a la cámara, estos smartphones van en contra de las tendencias del mercado. En vez de jugárselas por varios sensores, se quedaron con uno potenciado con mucha fotografía computacional. Tenemos un único sensor de 12.2 megapixeles con apertura f/1.8, pixeles de 1.4 micras y grabación de video en 4K a 30 fps.

Esta vez se repite la integración de un pequeño chip llamado Pixel Visual Core, un chipset dedicado al procesamiento de imágenes y encomendado de los complejos algoritmos de fotografía, como el HDR+, e inteligencia artificial.

Sin embargo, la historia es distinta con la cámara frontal. En esta sección Google sí ha colocado un par de cámaras (dos de 8 megapixeles), una con óptica gran angular para capturar mayor información de las escenas.

Además del lanzamiento de estos teléfonos celulares en Nueva York, la compañía presentó su altavoz inteligente ‘Google Home Hub’ y una tableta ‘Google Slate Pixel 3’ para competir contra dispositivos como el iPad Pro o la Microsoft Surface.