Google permitirá a los usuarios de dispositivos Android en Europa decidir cuál será su motor de búsqueda predeterminado entre cuatro opciones, incluida la propia, dijo la empresa este viernes que trata de desvanecer las preocupaciones sobre competencia en la UE y evitar nuevas sanciones.

Los nuevos smartphones y tabletas Android distribuidos en el Espacio Económico Europeo (EEE) albergarán una “pantalla de selección” que mostrará cuatro motores de búsqueda entre los que los usuarios podrán seleccionar, a principios de 2020, indicó el gigante tecnológico su blog.

Los proveedores de motores de búsqueda podrán pujar en una subasta en cada país del EEE para hacerse con un lugar junto a Google en las pantallas de los usuarios y así convertirse en el buscador predeterminado. Esto será así tanto en la pantalla de inicio de Android como en el navegador de internet Chrome, reseñó Reuters.

La decisión de la multinacional estadounidense se produce luego de una multa de 4.340 millones de euros que la Comisión Europea impuso a Google el año pasado por bloquear rivales en su sistema operativo Android.

La Comisión señaló en ese momento que la empresa estadounidense mantenía una ventaja injusta al preinstalar su navegador Chrome y la aplicación de búsqueda de Google en teléfonos móviles y portátiles con Android.