Google lanzó este martes versiones más accesibles de su teléfono inteligente Pixel a la mitad del precio de sus modelos actuales, y rechazó un acuerdo exclusivo de distribución en Estados Unidos con la operadora Verizon, lo que significa un cambio importante en la estrategia de hardware del gigante tecnológico, reseñó Reuters.

Desde que el Pixel llegó al mercado hace tres años, sus ventas han sido lentas en comparación con los equipos de Apple y Samsung. La compañía estadounidense y su par surcoreana gastan mucho más que Google en publicidad, ofrecen opciones a múltiples precios y aseguran una amplia distribución.

Google ahora se está moviendo para cerrar la brecha. El nuevo Pixel 3a tiene un precio tan bajo como $ 399, comparado con los $ 799 que cuesta el Pixel 3 estrenado el año pasado. La versión más económica tendrá una cámara frontal en lugar de dos y ninguna opción de carga inalámbrica, según Google. El teléfono se venderá en los mismos 13 países que el Pixel 3.

Y mientras que los dispositivos Pixel actualmente funcionan en redes T-Mobile, Sprint y US Cellular, los operadores inalámbricos de los EE.UU. también comenzarán a vender los teléfonos a partir del miércoles, junto con Verizon.

Fotografía de los nuevos teléfonos Pixel 3a este martes durante la presentación Google I/O en el Anfiteatro Shoreline en Mountain View, California (EE.UU.). Foto EFE

“Era el momento adecuado” para la expansión, señaló la semana pasada a Reuters Mario Queiroz, el vicepresidente de Google que supervisa Pixel. “Al ingresar al mercado inicialmente, era mejor hacerlo de manera enfocada, pero hemos llegado al punto en que estamos listos para hacerlo de manera más amplia”.

El nuevo Pixel 3a se presentó este martes en la conferencia Google I / O para sus miles de socios de la industria y su cartera de nuevos productos.

Los analistas tecnológicos dijeron que el smartphone de gama media, que se había rumoreado su salida durante semanas, hace de Google un competidor más serio en la industria.

En abril, Google reportó menos ventas de píxeles en el primer trimestre que hace un año debido al aumento de la competencia y la disminución de la demanda en el mercado de la gama alta.

El Pixel 3a y su primo mayor de 0.4 pulgadas, el Pixel 3a XL, que se vende en $ 479, podría molestar a los socios de Android, señalaron analistas.