Los hackers rusos han intentado recientemente penetrar las redes de la OTAN y las fuerzas armadas de algunos países de Europa del Este, dijo el Grupo de Análisis de Amenazas de Google en un informe publicado este miércoles.

El informe no dijo qué ejércitos habían sido atacados en lo que Google describió como «campañas de phishing de credenciales» lanzadas por un grupo con sede en Rusia llamado Coldriver o Callisto.

«Estas campañas se enviaron utilizando cuentas de Gmail recién creadas a cuentas que no son de Google, por lo que se desconoce la tasa de éxito de estas campañas», dice el informe.

Rusia, que ahora está bajo fuertes sanciones económicas occidentales luego de su decisión de invadir Ucrania el 24 de febrero, niega regularmente las acusaciones de ataques cibernéticos contra objetivos occidentales.

En 2019, la firma finlandesa de ciberseguridad F-Secure Labs describió a Callisto como un actor de amenazas avanzado no identificado «interesado en la recopilación de inteligencia relacionada con la política exterior y de seguridad» en Europa.

El grupo también apuntó a un Centro de Excelencia de la OTAN, dijo el informe de Google de este miércoles, sin dar más detalles.

Fuente: Reuters