Este miercoles nos enteramos que Google realizó una nueva actualización al servicio en la nube Google Drive. y determinó que el contenido alojado en Google Drive por los usuarios puede ser eliminado automáticamente si contiene algún tipo de contenido inapropiado.

Asi a partir de este momento la compañía tendrá la potestad para escanear contenidos almacenados en la nube de los usuarios y paso siguente eliminarlos si se consideran  inapropiados.

Esta decisión se une a las disposiciones de la DSA (Ley de Servicios Digitales) que se encuentra actualmente en trámite en el Parlamento Europeo.

Según la Comisión Europea, las grandes empresas y plataformas tienen la responsabilidad de controlar los contenidos que allí se publican y difunden, así como moderar lo que se publica y asumir todas las consecuencias.

Con Infobae