Google informó este jueves que ha despedido a 48 empleados en los últimos dos años, incluidos 13 ejecutivos “senior”, por acusaciones sexuales en su contra, asegurando tener “una línea cada vez más dura” contra este tipo de comportamiento.

El director ejecutivo de la empresa, Sundar Pichai, remitió la información en un documento interno a los empleados, obtenido por la agencia AFP, en respuesta a un informe del diario The New York Times de que el creador de Android, Andy Rubin, consiguió una compensación de salida de 90 millones de dólares al enfrentarse a acusaciones de conducta impropia.

En su comunicado, Pichai aseguró que ninguno de los empleados despedidos por esta causa recibió “paquetes de salida”, en referencia a las compensaciones.

“En los últimos años, hemos realizado una serie de cambios, entre ellos, tomar una línea cada vez más dura sobre la conducta inapropiada de personas en posiciones de autoridad”, dijo el CEO de Google.

Agregó que el reporte del rotativo neoyorquino era “difícil de leer”, pero no abordó directamente las afirmaciones del artículo.

“Nos tomamos muy en serio el hecho de asegurarnos de proporcionar un lugar de trabajo seguro e inclusivo”, afirmó. “Queremos asegurarles que revisamos todas las quejas sobre acoso sexual o conducta inapropiada, investigamos y tomamos medidas”.

Citando documentos y entrevistas de la corte, NYT publicó que Rubin fue uno de los tres altos ejecutivos que Google ha protegido en la última década tras denuncias de comportamiento sexual inapropiado.

Dos empleados de Google, citados de forma anónima, aseguran en el artículo que el entonces director ejecutivo Larry Page solicitó la renuncia de Rubin cuando la empresa confirmó la queja de una mujer sobre un encuentro en 2013.

Sam Singer, portavoz de Rubin, rechazó las acusaciones en su contra en una declaración a la AFP, asegurando que el creador del sistema operativo Android abandonó Google por su propia voluntad para lanzar la incubadora de tecnologías Playground.