Investigadores de Google Research desarrollaron una herramienta que facilita la comunicación de las personas con problemas de audición, a través de una herramienta que detecta las poses de las manos y brazos, para identificar efectivamente a quienes se comunican a través del lenguaje de señas.