Desde este martes, 10 de enero, Google dejó de ofrecer actualizaciones de Chrome para las versiones Windows 7 y Windows 8/8.1, para dar paso al lanzamiento de la nueva versión del navegador, Chrome 110.

La compañía informó el pasado mes de octubre que, debido a la introducción de la nueva versión de Chrome, suspendería el soporte para ambas versiones de Windows y exigiría que los interesados en seguir utilizando el navegador contarán con equipos desde Windows 10.

Todos los equipos que no se actualicen a Windows 10 o posterior seguirán funcionando con versiones anteriores de Chrome, tal y como puntualizó en su día en dicho comunicado.

La firma planea lanzar Chrome 110 el 7 de febrero, que ya exige Windows 10, que ya no será compatible con Windows 7 ni 8/8.1, coincidiendo con el fin del soporte extendido de estos sistemas operativos.

Esto significa que los dispositivos que ejecutan Windows 7 y 8/8.1 serán cada vez más vulnerables a errores, malware y otros riesgos de seguridad. Asimismo, estos ordenadores tampoco podrán obtener las últimas funcionalidades y características de Chrome.

Por tanto, el fabricante tecnológico recomendó a los usuarios que actualicen sus sistemas y obtengan una versión de Windows compatible (Windows 10 u 11), a fin de seguir recibiendo las últimas actualizaciones del navegador.

FUENTE: EUROPA PRESS