Google informó este martes que se encuentra trabajando en la instalación de un cable submarino gigante de fibra óptica, para conectar EE.UU. con el Reino Unido y España, como parte de una estrategia para mejorar su calidad de servicios.

El cable tendrá una extensión aproximada de 6300km desde Nueva York hasta Bilbao en España y se espera que esté listo para el 2022.