Google cerró un servicio que mostraba a los operadores inalámbricos los puntos débiles en la cobertura de la red, dijeron personas familiarizadas con el tema a Reuters. La razón se debe al temor de la multinacional estadounidense de compartir datos de los usuarios de su sistema operativo Android que podría atraer el escrutinio de usuarios y reguladores.

La salida de Mobile Network Insights, que no se había informado anteriormente, ha decepcionado a los operadores inalámbricos que utilizaron los datos como parte de su proceso de toma de decisiones sobre dónde extender o actualizar su cobertura. 

Aunque los datos eran anónimos y compartirlos se ha vuelto algo común, la decisión del gigante tecnológico revela lo preocupada que está la compañía por llamar la atención en medio de un gran enfoque en varias partes del mundo sobre la privacidad de los datos, reseñó Reuters.

Este servicio de Google, lanzado en 2017, era un mapa que mostraba las intensidades de señal de los operadores y las velocidades de conexión que entregaban en cada área. Fue proporcionado gratuitamente a los operadores y proveedores que los ayudaron a administrar las operaciones. 

Los datos provienen de dispositivos que ejecutan Android, tomando en cuenta que está entre el 75% de los teléfonos inteligentes del mundo, por lo que es un recurso valioso para la industria de telecomunicaciones.