El grupo de banca de inversión Goldman Sachs negó las acusaciones de sesgo de género y dijo el lunes que reevaluará los límites de crédito para los usuarios de la Apple Card caso por caso para los clientes que recibieron líneas de crédito más bajas de lo esperado.

“No hemos tomado y nunca tomaremos decisiones basadas en factores como el género”, indicó el CEO del banco minorista de Goldman, Carey Halio, en un comunicado. “De hecho, no sabemos su género o estado civil durante el proceso de solicitud de la Tarjeta Apple”.

La consejera delegada manifestó que los clientes que no estén satisfechos con su línea deben comunicarse con la empresa. “Según la información adicional que podamos solicitar, volveremos a evaluar su línea de crédito”, expresó el comunicado.

La polémica surgió el viernes cuando el empresario tecnológico David Heinemeier Hansson escribió varios tuits quejándose de que tenía un límite de crédito 20 veces mayor que su esposa, a pesar de que la pareja presenta declaraciones de impuestos en conjunto.

Un portavoz de Goldman explicó que el problema estaba relacionado con la forma en que el banco evalúa las solicitudes de crédito de manera independiente, lo que hace posible que dos miembros de la familia reciban decisiones crediticias diferentes. La institución bancaria está buscando formas para que los miembros de la familia compartan una sola cuenta en la Apple Card, lo que resolvería el problema.