Goldman Sachs Group Inc anunció este jueves que cerraría sus operaciones en Rusia, convirtiéndose en el primer gran banco de Wall Street en salir del país tras la invasión de Ucrania por parte de Moscú.

Operar en Moscú ha sido cada vez más difícil para las instituciones financieras occidentales en medio de las sanciones internacionales contra Rusia.

“Goldman Sachs está cerrando su negocio en Rusia de conformidad con los requisitos regulatorios y de licencia”, indicó el banco en un comunicado enviado por correo electrónico.

Asimismo, una fuente familiarizada con la situación dijo que Goldman reduciría las operaciones en lugar de salir de ellas de inmediato. La pérdida debida a la salida sería irrelevante, aseguró la fuente.

Entretanto, en su presentación anual anterior, el banco había revelado una exposición crediticia a Rusia de 650 millones de dólares.

Los datos del Banco de Pagos Internacionales muestran que la exposición de los bancos estadounidenses a Rusia asciende a 14.700 millones de dólares.

Además, Citigroup Inc dijo el miércoles que estaba operando su negocio de consumo en Rusia de manera más limitada mientras se apegaba a sus planes anteriores de vender la franquicia.

Otros bancos estadounidenses que operan en Rusia, entre ellos el JP Morgan, se negaron a comentar cuáles eran sus planes.

Fuente: Reuters