El gobierno iraní “no aprueba” el bloqueo a la aplicación de mensajería Telegram impuesto por una reciente decisión judicial de ese país, informó este sábado la cuenta en Instagram del presidente Hasan Rohani.

“El reciente bloqueo y el filtrado de Telegram no han sido implementados por el gobierno, y el gobierno no los aprueba”, dice el mensaje, reseñó Eco Diario.

Esto revela una vez más las divergencias entre los dirigentes iraníes con respecto al control sobre internet, un tema que el Ejecutivo maneja con una política de relativa apertura criticada por los ultraconservadores, que dominan los servicios de seguridad y la Autoridad Judicial.

Desde 2013, el gobierno está trabajando “para crear un ciberespacio seguro” y sin medidas de seguridad, agregó la cuenta Instagram de Rohani.

La justicia iraní ordenó el lunes el bloqueo de Telegram ya que Teherán acusó de facilitar la comunicación de grupos opositores armados o violentos.