Al menos Sudamérica, Brasil es uno de los países que mayores acciones está tomando en la guerra por combatir las denominadas “fake news”. En un mundo tan globalizado, las llamadas noticias falsas han generado no solo problemas políticos, económicos y sociales sino que en el plano de la salud, también han causado problemas a los gobiernos y poblaciones.

A fin de contrarrestar este flagelo, la nación amazónica, por intermedio de su Ministerio de Salud, ha creado un plan de acción que estipula un canal en la red de mensajería WhatsApp a fin de que las personas puedan corroborar la veracidad de los contenidos referidos a esta área específica.

El mencionado organismo brasileño informó en un comunicado oficial que con dicho proyecto, la población podrá consultar a través de WhatsApp si las noticias sobre salud que reciben por las redes sociales son verdaderas o falsas.

En en el boletín de la institución se explica que cualquier ciudadano podrá consultar gratuitamente si un “texto o imagen que circula en las redes sociales es verdadero o falso”, que será verificado a través de profesionales de salud de las áreas técnicas de la cartera.

“Es un canal exclusivo y oficial para desenmascarar las noticias falsas y certificar las verdaderas”, explicó el Ministerio.

Después de analizadas, las noticias recibidas en el marco de la iniciativa, bautizada “Salud sin Fake News”, serán publicadas en el sitio web y en las redes sociales del Ministerio.

No es la primera vez que la autoridades de Brasil se enfoca directamente en el tema del contenido engañoso o falso y en el plano político ya se han ideado programas parecidos, uno de los principales el que se tiene previsto en alianza con Facebook para las próximas elecciones presidenciales en el mes de octubre.

Aumento de la fiscalización sobre cuentas falsas, mayor transparencia en anuncios y la inversión en la verificación de informaciones son algunas de las estrategias anunciadas por Facebook. La principal acción puesta en marcha consiste en la revisión, verificación y evaluación de las noticias publicadas en la red por parte de instituciones independientes. En caso de que estas entidades apunten las historias como falsas o imprecisas, Facebook “reducirá significativamente su distribución”.

En el campo de la salud, el problema ha cobrado fuerza en los últimos tiempos por lo que el gobierno busca erradicar, o en su defecto, minimizar los efectos que podrían tener sobre la población algún tipo de información errónea, “La salud viene siendo blanco de muchas ‘fake news'” y de “informaciones sin respaldo científico” que “generan inseguridad” y posibilitan el “retorno de enfermedades ya erradicadas en el país”.

“Las noticias falsas son una plaga de la modernidad. Han sido usadas de toda forma para manipular, engañar, confundir, perjudicar. En el caso de la salud es mucho más grave, porque la noticia falsa mata”, subrayó el director de Comunicación Social del Ministerio, Ugo Braga, citado en el comunicado.