Google comenzó a presentar versiones Go de sus aplicaciones para combinar con la versión liviana de su sistema operativo. La última en lanzar fue  Gmail

 

El objetivo era llevar sus servicios a teléfonos inteligentes asequibles de menor potencia, vendidos en mercados en desarrollo donde los datos móviles son costosos y se prefieren los teléfonos con menos RAM debido a su precio más bajo