Todo se está volviendo eléctrico. Automóviles, camionetas de reparto, autobuses, camiones de basura y más se están moviendo rápidamente hacia un futuro alimentado por baterías. Con la tecnología cada vez más popular, la revolución EV también está causando sensación en el mundo de la navegación.

General Motors invirtió recientemente $ 150 millones en Pure Watercraft, una empresa emergente con sede en Seattle, y adquirió una participación del 25% en la empresa. Y varios otros advenedizos están trabajando para llevar sus propios barcos eléctricos al mercado.

La introducción de embarcaciones de cero emisiones es significativa. Los motores de los barcos pueden ser grandes contaminantes. Y los sistemas eléctricos son más eficientes que sus contrapartes de combustión interna. “Para esto se construye un motor eléctrico. Es eficiente en cada RPM, par completo a cero RPM, justo cuando arranca. Esto es exactamente para lo que son buenos los motores eléctricos”, dice Andy Rebele, fundador y director ejecutivo de Pure Watercraft.

Fuente: CNBC