Este jueves nos enteramos que GM  planea convertir sus celdas de combustible de hidrógeno en generadores de electricidad móviles, estaciones de carga de vehículos eléctricos y generadores de energía.

El objetivo de la compañía es expandir su negocio para que los nuevos generadores suministren energía a obras en construcción, conciertos, centros de datos y al ejército.

También podrían respaldar o reemplazar temporalmente la electricidad de la red para pequeñas empresas comerciales y residenciales en momentos de interrupción del suministro eléctrico.

Esa estación de carga móvil para eléctricos es financiada en parte por la Corporación de Desarrollo Económico de Michigan y el Centro de Sistemas de Vehículos Terrestres del Comando de Desarrollo de Capacidades de Combate del Ejército de Estados Unidos. 

Con Xataka