Conocido como el actor de actores, Oldman también es director, guionista, músico y productor de cine. Este británico ha sido Sid Vicious, entre «Las 100 mejores interpretaciones de la historia del cine»; Vlad en Dracula de Stoker; Lee Harvey Oswald en JFK; Sirius Black en tres de las ocho entregas de Harry Potter; James Gordon en Batman Begins, The Dark Knight y The Dark Knight Rises.

Además de su infinita calidad como actor, Oldman posee un talento poco usual y es el poder modificar su voz, prueba de ello fue bajar su voz una octava en Drácula de Stoker. Además de su capacidad para adoptar diversos acentos a la perfección. Como si fuera poco, Oldman también ha doblado a Viktor Reznov en los videojuegos Call of Duty World at War y Call of Duty: Black Ops y a Lord Shen enKung Fu Panda 2.

Destacado en roles difíciles y con exigencias que probablemente nadie más hubiera podido manejar con su nivel de maestría Oldman ha realizado papeles como el de Mason Verger en Hannibal, creando un personaje aunando labores maquillaje, trabajo de voz, expresividad y psicología logrando un impecable rol de psicópata pedófilo, sin recibir honorarios y exigiendo que su nombre no saliera en los títulos principales. Asimismo, en Tiptoes, representó Rolfe, un hombre afectado de acondroplasia, adelagazando 15 kilos y ocultando sus piernas con un arnés que le obligaba a permanecer horas agachado.

Participó en un capítulo de la comedia Friends, ganando una nominación a los Emmy, y entre otros papeles destacados, sobresale  la película en español, Bosque de sombras, en donde tuvo que aprender español, ante lo que él comentó: “Aprendí rumano para interpretar Drácula, ahora puedo aprender español”.

Un premio esperado y merecido desde hace muchos años.A