Las ganancias netas del segundo trimestre de Foxconn incumplieron las expectativas ya que un aumento en los costos de los componentes e inventarios no vendidos pesaron en el desempeño del proveedor de la firma californiana Apple.

El grupo taiwanés registró una utilidad neta de 17 mil 490 millones de dólares taiwaneses (567,25 millones de dólares), un 20% por debajo de las estimaciones de los analistas y ligeramente por debajo de la cifra reportada en el mismo periodo de 2017.

Este martes las acciones del mayor fabricante mundial de componentes electrónicos perdieron casi tres por ciento.

Analistas expresaron que los resultados manifestaban la preocupación por la pérdida de impulso en las ventas mundiales de móviles.

Los resultados de Foxconn revelaron que su margen bruto disminuyó en el segundo trimestre en parte por el precio de contar con inventarios no vendidos del iPhone X. Los envíos globales de smartphones descendieron tres por ciento, a 350 millones de unidades, en el periodo de abril a junio en comparación con el año pasado, según la firma Strategy Analytics.