Seis de las empresas japonesas que suministran componentes a Apple prevén para este año una fuerte reducción en sus beneficios operativos por la baja demanda del gigante estadounidense, informó este jueves el diario financiero Nikkei.

Según Nikkei, estas seis firmas prevén que al cierre del presente ejercicio fiscal, que finalizará el próximo 31 de marzo, se habrán visto obligadas a revisar a la baja sus beneficios operativos por más 120 mil millones de yenes (962 millones de euros).

Se trata de la reducción mayor en cinco años que tienen que realizar en sus previsiones las empresas Kyocera, Nidec, TDK, MinebeaMitsumi, Alps Alpine y Nitto Denko, reseñó Apple.

Estas suministradoras niponas esperan que las ventas de Apple se hundan aún más anticipando un frenado en la venta de los iPhone, agrega Nikkei.

MinebeaMitsumi, por ejemplo, rebajó en un 9 % su estimación de ganancias operativas para el año fiscal actual. Esta compañía con sede en Tokio atribuyó esta revisión a la baja de su pronóstico a la reducción de la demanda de los teléfonos celulares, algo que la industria espera que inicie en abril.

Imagen referencial de un iPhone X (Foto: Technokrata)

Mientras tanto, el fabricante de condensadores Murata Manufacturing no rebajó sus previsiones para 2019 luego de constatar incremento de los pedidos de piezas de automóvil, que compensan el descenso en las ventas de componentes para teléfonos.

La suministradora TDK, la cual rebajó su estimación, también confía en que la subida de la demanda de piezas para los automóviles, incluyendo sensores y componentes para las baterías de los vehículos eléctricos, le permita cerrar el ejercicio con un aumento del 23 % en sus beneficios operativos.

Las ganancias de los fabricantes japoneses se cayeron un 15 % en el último trimestre de 2018 como consecuencia de la desaceleración de la economía de China, que forma parte de la cadena de producción de gigante tecnológico estadounidense.

La incertidumbre derivada del enfrentamiento comercial entre China y Estados Unidos también ayudó al descenso.

Las noticias sobre la reducción de Apple en las compras de componentes a sus suministradores han impactado en el desempeño bursátil de esa firma en los últimos meses.

El fabricante del iPhone, que cerró la jornada de miércoles en Wall Street con una subida en sus acciones del 0,03 %, perdió en los últimos tres meses un 16,43 % en el valor de sus títulos.